Entradas

Tour en segway con detente Madrid

Sorteo: Paseo en Segway + Ruta Milla de Acero + Caña y tapa

Tour en segway con detente Madrid

¡Aprovéchate de esta colaboración!

SORTEO EXPERIENCIA DÉTENTE.

Segway Trip y Détente Madrid se unen para ofrecerles este atractivo regalo:

RUTA MILLA DE ACERO + PASEO EN SEGWAY + CAÑA Y TAPA

Nuestros amigos Détente Madrid celebran sus 1000 seguidores y para ello nos han convocado para ofrecer a todos sus amigos y a los nuestros este obsequio muy apetecible. Leer más

Algo interesante sobre el Segway

Tours en Segway en Madrid
Sobre el Segway, seguro que hay datos de como funciona que no conoces.

A primera vista no parece gran cosa para algunos. Pero la gente que lo ha probado dice que es una manera totalmente diferente de moverse por la ciudad.

El inventor de esta máquina, Dean Kamen, tenía grandes esperanzas con el Segway. En una entrevista, él aseguró que este vehículo eléctrico sería al coche, lo que el coche fue para el caballo.

Aunque el Segway no haya aún alcanzado estos estándares, es sin ninguna duda un vehículo increíble. Aquí veremos porqué su inventor pensó que esta máquina cambiaría el mundo.

Particularmente creo que al Segway se lo podría comparar con el iPad. Es un objeto que muchos pensaron en su día que pasaría rápidamente de moda, y hoy se ha convertido en algo que todos quieren tener y probar.

El Segway fue presentado por su inventor como el “primer transporte humano que se auto balancea”; y cuando uno lo ve en funcionamiento se da cuenta porqué.
Para moverse hacia adelante o hacia atrás, la persona simplemente se inclina levemente hacia adelante o hacia atrás. Para girar a la derecha o a la izquierda, hay que girar el manillar hacia el lado correspondiente.
Este balanceo es la clave de su funcionamiento. El modelo que usó Kamen en su concepción fue el cuerpo humano.
Aquí vemos porqué:

Si una persona parada se inclina hacia adelante hasta perder el equilibrio, probablemente no se caiga. El cerebro “sabe” que se ha perdido el equilibrio, y entonces ordena al cuerpo a poner una pierna adelante para  evitar la caída. Si la persona sigue inclinándose, el cerebro seguirá ordenando avanzar una pierna para mantener el cuerpo erguido. En vez de caer, la persona avanza, camina.

El Segway hace más o menos lo mismo. Sólo que tiene ruedas en vez de piernas, un motor, en vez de músculos, un grupo de microprocesadores en vez de cerebro. Al igual que el cerebro, el Segway sabe cuando la persona se inclina. Y para mantener el equilibrio, mueve las ruedas a la velocidad correcta, para que la persona circule.

Seguramente ahora vereis este vehículo eléctrico con más admiración que antes, ¿verdad?

Y recordad que siempre detrás de un gran vehículo hay un gran “cerebro