Atardecer en Templo de Debod

Mi despedida de soltera en segway in Madrid

Hace unas semanas me casé en Madrid, pero antes de ello mis amigas me organizaron la que creo que es una de las despedidas de soltera más originales que se han llegado a realizar. Y me quedé tan impresionada con la sorpresa que me comprometí a narrar lo que hicimos por mucho que a mi eso de escribir no se me acabe de dar muy bien…

Me llamo Sara y tengo 31 años, pero eso supongo que es lo de menos. Lo que seguro que os causa interés es saber qué hice en mi despedida de soltera. Os avanzo que la celebramos en el centro de la ciudad, entre farolas iluminadas y el buen ambiente del que ya sabéis que se puede disfrutar de forma habitual. En principio me había preparado para que nos fuéramos de bares, a tomar unas copas y escuchar algo de buena música mientras hacíamos un poco la loca. Pero cuando mis amigas me dijeron de quedar en la Plaza San Miguel, me quedé un poco extrañada.

El segway en Madrid

Allí es donde me sorprendieron diciéndome que habían contratado un tour nocturno en segway para que pasáramos una hora montadas en este vehículo disfrutando de la noche de la capital de una forma totalmente distinta. Me quedé alucinada porque era algo que de verdad no me esperaba de ninguna de las formas. Siempre me había resultado curioso todo el tema del segway, así que aprender a usar uno (en unos minutillos ya era una pro) y luego poderlo conducir fueron dos cosas que me encantaron. No había mejor forma de comenzar la despedida de soltera y mi novio, ahora marido, se quedó también flipado cuando se lo conté al día siguiente.

La hora que duró el tour se me pasó volando de lo bien que me lo estaba pasando, pero hay que ver a lo mucho que nos dio tiempo esa noche. Visité algunos lugares a los que hacía años que no iba, porque al vivir en la ciudad ya se sabe que acabas haciendo menos visitas que los propios turistas. Vi el Templo de Debod de noche, algo que es una pasada. También estuvimos visitando el exterior del Palacio Real y la Catedral de la Almudena. Son ese tipo de sitios que por el día son realmente llamativos, pero que de noche obtienen un encanto especial debido al ambiente y la iluminación.

Después de devolver los segway, claro está, nos fuimos de copas, porque eso era obligatorio, pero antes puedo decir que viví una experiencia única con el segway en Madrid. Es una pena que quiera tanto a mi marido, porque me encantaría tener otra despedida de soltera como esta…, ¡me queda el recuerdo!

Metadescripción: Mi despedida de soltera con un tour nocturno en segway resultó ser una experiencia alucinante que nunca llegaré a olvidar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *